Armengol aprueba impulsar 13 planes y 10 medidas estratégicas para mejorar la economía y el bienestar en las Illes Balears


La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol / EFE / ARCHIVO La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol / EFE / ARCHIVO

Los integrantes del Pacto por la Competitividad, el Empleo de Calidad y el Progreso Social se han reunido hoy en la sede del Consolat para ratificar el documento que elabora una diagnosis de la situación de la economía balear y que, a partir de este estudio, marca los objetivos estratégicos y las medidas que, a corto y medio plazo, tienen que poner en funcionamiento para garantizar el aumento de la competitividad inclusiva de la economía de las Illes. Esta mejora, además, está planteada como vía para alcanzar mayores cuotas de bienestar y progreso social para la ciudadanía de las Illes Balears.

Fruto de esta labor de análisis compartido y consensuado, el Govern ha recibido la encomienda de poner en funcionamiento un total de 13 planes y 10 medidas estratégicas, para cumplir estos objetivos. Su horizonte de ejecución es entre 2017 y 2020 y tienen una estimación presupuestaria inicial 1.570 millones de euros.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha destacado la importancia del retorno al diálogo social y del cambio en la manera de hacer política, para que esta “sea dialogada, hablada y consensuada con los agentes sociales y económicos”. Por otra parte, ha indicado que el objetivo final de este pacto es poder conseguir “una mayor redistribución de la riqueza, mejores puestos de trabajo y de más calidad, haciendo especial énfasis en la formación del capital humano,” y poniendo el acento en que estas mejoras se hagan de manera sostenible.

Por su parte, el vicepresidente del Govern, Biel Barceló, también ha destacado que los objetivos son la redistribución de la riqueza, generar prosperidad compartida e igualdad social, creando puestos de trabajo de calidad, en un modelo diversificado y “basado en la economía del conocimiento, la innovación y la investigación y las nuevas tecnologías” Finalmente, ha subrayado que las inversiones tienen que tener en cuenta todos los sectores a partir de tres criterios básicos: la sostenibilidad, la inclusión social y la competitividad.

Retos

Las mesas de trabajo del Pacto por la Competitividad, formadas por miembros del Govern, las administraciones locales, los agentes económicos y sociales y diferentes representantes y expertos de la sociedad civil en materia económica y social, han determinado una serie de retos de la economía balear, que se sintetizan en lo siguiente:

- Mejorar la productividad y la competitividad

- Potenciar la diversificación económica

- Combatir las desigualdades económicas y sociales

- Incrementar el peso de la investigación, el desarrollo y la innovación en relación con el PIB

- Aumentar la rentabilidad económica y social del turismo

- Integrar la sostenibilidad ambiental en el concepto de la competitividad del modelo de crecimiento

- Combatir la precariedad laboral y ajustar los salarios a la renta per cápita

- Facilitar el acceso a la vivienda

- Fortalecer los servicios sociales como elemento de cohesión

- Reducir los niveles de paro, especialmente de los colectivos más castigados (jóvenes, mayores de 45 años, parados de larga duración...)

- Afrontar el envejecimiento poblacional

A partir de estos retos específicos, que se han definido de forma conjunta y dialogada entre todos los agentes y representantes económicos y sociales de las Illes, ya se está trabajando paralelamente para fijar los planes, los programas y las medidas estratégicas necesarias para llevar a buen puerto estos objetivos.

Actuaciones

En el ámbito de la investigación, desarrollo e innovación, el objetivo genérico es aumentar la intensidad de la innovación de las empresas baleares y recuperar el atraso en I+D+I, especialmente en el ámbito privado. Por eso, se plantea un plan de ciencia y tecnología 2018-2022 y una estrategia de especialización inteligente RIS3 balear.

En trabajo, la formación y el empleo de calidad son motores de cambio como referentes de la mejora del modelo, con la puesta en marcha de un Plan de Empleo de Calidad 2017-2020, un plan de autoocupación de las Illes 2017-2020 y una estrategia integral de Formación Profesional 2017-2020.

En gestión de fondos europeos se plantea una estrategia para el crecimiento inteligente e inclusivo, mediante los recursos de los programas operativos del FSE, Garantía Juvenil y Fondo de Desarrollo Regional (FEDER).

Las nuevas tecnologías tienen que servir para impulsar la digitalización de la economía y la conectividad digital. Para alcanzar este objetivo se plantea un plan director sectorial de telecomunicaciones y mejorar las conexiones de calidad en Internet en todas las islas.

Con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 y transitar hacia energías renovables, se han aprobado impulsar planes plurienales de transición energética, incorporar la eficiencia energética de manera transversal y establecer programas de fomento de la eficiencia energética y generación renovable para autoconsumo.

En materia de vivienda se ha establecido como objetivo garantizar la función social de la vivienda, por lo cual se desarrollará un plan de vivienda pública y un programa de protección, fomento y desarrollo del patrimonio cultural y natural.

El agua y los recursos hídricos también tienen un epígrafe específico, con el objetivo de garantizar la calidad y la cantidad de agua disponible a corto, medio y largo plazo. Por eso, se aprueba pedir un plan de inversión en infraestructuras hídricas, adaptar el plan hidrológico a la norma europea y elaborar un plan de actuación en situación de alerta y eventual sequía.

Con respecto a residuos, se quiere garantizar una gestión más sostenible de residuos, con el establecimiento de un marco normativo de residuos y suelos contaminantes, a la vez que se plantea un programa de incentivos en materia de residuos y economía circular.

En transporte, el objetivo es avanzar hacia un modelo de movilidad sostenible y de preferencia de transporte público y garantizar la conectividad aérea y marítima. Por eso, se pide establecer un plan director sectorial de movilidad.

Finalmente, se detallan medidas específicas para cada sector económico. Para el sector primario, se plantea una estrategia de aplicación de la política agrícola comunitaria; para industria, un plan de industria 2017-2025, para el comercio, un plan integral de comercio 2017-2020 y para el turismo, un plan de equilibrio ambiental y turístico 2017-2020.

La Mesa de Diálogo Social

La reunión de la Mesa de Diálogo Social ha sido presidida por la presidenta del Govern, Francina Armengol. También ha asistido el vicepresidente y conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló; el conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela; la consellera de Presidencia, Pilar Costa; la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera; el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons; la consellera de Cultura, Participación y Deportes, Fanny Tur, y el conseller de Medio Ambiente y Agricultura, Vicenç Vidal. Además, ha contado con la representación de los consells insulars y de los principales agentes sociales y económicos de las Illes Balears.